Type what you are searching for:

Lo que no sabías de la Vitamina C

Vitamina C

Lo que no sabías de la Vitamina C

A la hora de iluminar el rostro y atenuar pequeñas arrugas, muchas personas se decantan por el antioxidante predilecto: la Vitamina C. Sin embargo, ¿sabes cómo elegir el tratamiento adecuado? ¿sabes cómo actúa en la piel para aprovecharla al máximo?

¡Sigue leyendo!  Te vamos a contar lo que tienes que saber antes de incluir la Vitamina C en tu rutina de belleza.

La Vitamina C es de sobra conocida porque posee el mayor poder antienvejecimiento. Esta vitamina-joya es un potente antioxidante capaz de múltiples beneficios como iluminar el rostro y disminuir las arrugas.

Cómo actúa en la piel

Siempre bien aplicada y bien asociada a otros productos con los que completar el cuidado de belleza, la Vitamina C puede hacer verdaderas maravillas en el organismo.

Mejora el aspecto de global de la piel, ya que estimula la formación de colágeno.

Previene el envejecimiento cutáneo al desarrollar tejido cicatricial.

Potencia el sistema inmunológico, fortaleciendo la capacidad regeneradora del organismo.

Actúa como antidepresivo, ya que contribuye a la fabricación de serotonina.

Estos beneficios de la Vitamina C están demostrados por numerosos estudios científicos. Actualmente, también se emplea para mejorar los resultados de tratamientos estéticos de gran calidad.

Vitamina C en cosmética

Más allá del típico zumo de naranja en el desayuno, cada vez hay más cantidad de productos cosméticos con este antioxidante. No obstante, ¿cómo reconocemos un buen tratamiento a base de Vitamina C?

Estas son algunas claves que pueden ayudarte reconocer un buen producto con Vitamina-C.

1- Existen antioxidantes de vía oral, pero si buscas beneficios directos en la piel, es más eficaz un producto vía tópica. Nosotras te recomendamos Flavo-C Ultraglican, o Flavo-C.

2- A la hora de mirar la composición, recuerda que la Vitamina C suele venir indicada en los productos como Ácido L-Ascórbico (Ascorbic Acid).

3- Busca fórmulas que garanticen la presencia de una Vitamina C “activa” o “pura”. Esta es la mejor forma de asegurarte la eficacia del tratamiento.

4- En cosmética, las etiquetas con los ingredientes están listados según su concentración de mayor o menor. Por tanto, un buen producto con Vitamina C tendrá indicado este ingrediente (o Ácido Ascórbico) en los primeros puestos de la composición.

5- Los beneficios de la Vitamina C se potencian cuando se combina con otros activos como el Ácido Hialurónico, el Ácido Glicólico u otros Alfahidroxidoácidos. Estos aumentan la penetración de la Vitamina C e incrementan sus resultados.

6- Al aplicártela por las mañanas, junto a un protector solar, la Vitamina-C protege de factores externos que aceleran el envejecimiento cutáneo. Además, está recomendada para todo tipo de pieles.

7- Algunas pieles pueden percibir cierto oscurecimiento de los poros al utilizar productos con Vitamina-C. Esto ocurre a veces por la oxidación de la vitamina. Realizar una exfoliación semanal evita que los poros se ensucien.

Resultados

Las terapias de uso tópico con Vitamina C se traducen en un cutis más luminoso y elástico, con una atenuación de las pequeñas arrugas y un retraso en el envejecimiento externo.

Uno de los mejores tratamientos que existen ahora en el mercado y ofrece todas las ventajas de los antioxidantes es el tratamiento Flavo-C Day & Night.

Una combinación de sérum para mejorar el cuidado de tu piel, acorde al momento del día. ¿Quieres poder probarlo gratis? ¡Vente al Club de las Testadoras!

No existen comentarios
Deja tu comentario