Type what you are searching for:
Síguenos  

Cómo restaurar la piel alterada

Cómo restaurar la piel alterada

Cómo restaurar la piel alterada

A todos nos ha pasado que, en algún momento, tenemos la piel alterada. Ya sea porque sufrimos brotes de acné, sentimos la piel tirante o percibimos enrojecimientos localizados.

A menudos ni siquiera sabemos qué está causando esa sensibilidad en la piel. Por eso, vamos a contarte qué puede alterar tu piel y cómo recuperar su equilibrio.

¡Sigue leyendo!

Existen multitud de factores que pueden provocar la piel alterada. Una mala elección de cosmético, el exceso de productos en la rutina o incluso la ausencia de ellos. Y por supuesto, el estrés o las condiciones ambientales.

El lado bueno es que las condiciones que causan el desequilibrio raras veces son graves. Sin embargo, con tantos agentes que pueden afectar a la piel, restaurarla puede resultar todo un reto.

Síntomas de la piel alterada

Para no volvernos locos, hemos decidido reducir los síntomas de la piel alterada en 5 tipos de piel.  A continuación, te explicamos cómo identificar y restaurar la piel alterada en cada caso:

Piel seca:

¿Cómo identificarla? Sentirás la piel tirante y puede que en algunos puntos comience a escamarse.

¿Cómo restaurarla? Cuando tenemos la piel alterada por sequedad, ocurre que, aunque utilizando tu crema hidratante, la piel no nota mejoría.

Necesitas productos que restauren la humedad de la dermis. Como seguro que ya sabes, nosotras siempre recomendamos el Ácido Hialurónico.

No sirve cualquier crema hidratante, y esto se debe a que muchas cremas incluyen alcohol y perfumes. Estas dos sustancias son astringentes, y pueden estar evitando la correcta hidratación de la piel.

Piel irritada:

¿Cómo identificarla? Sentirás la piel dolorida, con rojeces y, posiblemente, te escocerá cuando te apliques determinados productos.

¿Cómo restaurarla? Normalmente la piel irritada es consecuencia de factores ambientales (el exceso de sol o las bajas temperaturas) y de procedimientos estéticos (como los peelings faciales).

A menudo, esta piel alterada se recupera sola. No obstante, a veces procedemos a tratar la piel sin cuidado de su nuevo estado, y lo empeoramos.

Cuando sientes la piel irritada lo ideal es aplicar productos con activos de efecto calmante (como el aloe vera o el aceite de argán).

Pero, si prefieres la alta cosméceútica, también puedes optar por tratamientos regeneradores con fórmulas para potenciar la reparación celular (como Matricium o Regenerating Cream)

Piel acneica:

¿Cómo identificarla? Fácilmente se te inflaman los poros y sufres periódicamente brotes de acné. Además, los granitos te suelen aparecer siempre en las mimas zonas.

¿Cómo restaurarla? La piel con tendencia acnéica es una piel que se altera con excesiva facilidad. La higiene, las hormonas y el estrés son factores que influyen enormemente a estas pieles.

Por eso, la principal preocupación de esta piel son los poros. Lo ideal para esta piel alterada es utilizar limpiezas faciales diarias.

Sin embargo, ten en cuenta que, al estar todos los días limpiando el poro, es mejor que utilices limpiadores suaves con fórmulas calmantes. Así evitarás irritarla.

Piel reactiva:

¿Cómo identificarla? Este tipo de piel de repente no se lleva muy bien con la química, y tiene una mala reacción con cualquier producto que te aplicas en el rostro.

¿Cómo restaurarla? Es muy posible que si estás pasando por una etapa de piel reactiva se deba a una mala rutina facial.

Las pieles delicadas no se llevan bien con el exceso de producto, ni con probar muchos tratamientos al mismo tiempo. Por supuesto, también puede ocurrir lo contrario.

A veces decidimos probar a no darnos nada durante una temporada, y la piel reacciona secándose o irritándose.

En estos casos lo mejor es comenzar un cuidado basado en productos para piel sensible. Aléjate de todo lo que lleve alcohol, retinol o activos potentes (como la vitamina c).

Lo que necesita la piel reactiva son productos neutros y de poco impacto sobre la piel.

 

Existen tratamientos especializados en recuperar el equilibrio de la piel alterada, idóneos para una piel sensible. Matricium es un ejemplo.

Si estás sintiendo la piel alterada, no dudes en consultar a expertos qué solución es la más adecuada para ti.

2 Comentarios
Deja tu comentario