Type what you are searching for:
Síguenos  

¿Cómo es una limpieza facial profesional?

limpieza-facial-profesional-club-testadoras

¿Cómo es una limpieza facial profesional?

Todos sabemos que la limpieza facial es uno de los pasos indispensables de la rutina de belleza. Sin embargo, muchos no tienen claro en qué consiste la limpieza facial profesional. ¿Para qué sirve el vapor? ¿Por qué ponen y quitan los productos? 

Te contestamos estas y otras dudas sobre la limpieza profesional. ¡Sigue leyendo!

Queremos que tengas claro algunas diferencias entre la limpieza facial profesional, y la que puedes hacerte en casa. Más que nada para que, el día que decidas probar una de estas sesiones, sepas qué esperar.

¡Empecemos!

Diferenciar la limpieza facial profesional

Ante todo, hay dos diferencias principales: los profesionales cualificados y la ayuda técnica.

Ambos son rasgos esenciales de cualquier tratamiento de belleza. Cuando reservas una sesión en una clínica estética, no sólo estás comprando el tratamiento en sí.

Estás pagando por recibir la atención especializada de profesionales con años de experiencia. Pero también por recibir las ventajas de contar con tecnología que, de otra forma, estaría fuera de tu alcance.

Parece una obviedad, pero a veces lo olvidamos. Contar con la atención de un profesional es mucho más que sólo mimarte y recibir un masaje. El experto en estética te hará un diagnóstico del estado de tu piel. ¿Y esto para qué sirve?

Para recibir los tratamientos personalizados.

A la hora de reservar un tratamiento de belleza pueden pasar dos cosas. Uno, que vayas a ‘tiro hecho’ porque ya sabes qué tratamiento quieres. Dos, que no tengas claro qué necesita tu piel.

Es evidente que cuando no sabes qué tratamiento escoger, el profesional es el que te informa y asesora sobre lo mejor para tu piel. Pero luego, muchos de los tratamientos faciales disponibles en las clínicas se pueden personalizar con diferentes productos y cantidades.

De nuevo, resulta esencial la experiencia del profesional que sabe reconocer lo que necesita tu piel.

 Tratamientos más eficaces

Los tratamientos profesionales no deberían compararse con los domésticos, especialmente en cuanto a resultados.

En primer lugar, la limpieza facial profesional cuenta con muchos más pasos que la simple limpieza.

Si omitimos el diagnóstico inicial sobre el estado de la piel, aún quedará la limpieza, el masaje y la nutrición. En la mayoría de los tratamientos, estos tres pasos contarán a su vez con al menos dos aplicaciones.

Para que quede claro:

Paso 1: Limpieza superficial

Primero se limpia la piel con algodones o toallitas para asegurarse de eliminar maquillaje e impurezas. Esto permitirá al profesional comprobar el estado de la piel al natural, y si cuenta con afecciones (deshidratación, daño solar, etc)

Paso 2: Limpieza profunda

A continuación, la piel se limpia en profundidad. Casi siempre se utiliza vapor templado, que permite abrir los poros y facilita la extracción de espinillas y puntos blancos.

Paso 3: Exfoliación

Según el tipo de limpieza facial y tu tipo de piel, puedes recibir una exfoliación química o mecánica.

Generalmente, las químicas son un poco más fuertes y se utilizan para tratar exceso de sebo o conseguir efecto flash. Mientras que las mecánicas ayudan a suavizar la piel y unificar el tono.

Paso 4: Extracciones

Una vez la piel tiene los poros abiertos y sin impurezas, toca intentar extraer los puntos negros o blancos. Esta extracción puede ser manual o con sistemas de absorción.

Paso 5: Masaje facial

El paso clásico que ayuda a relajar la dermis y mejorar la circulación de la sangre.

Paso 6: Máscara facial

Este es uno de los pasos más personalizados. Según tu tipo de piel, se te aplicará un producto específico para potenciar la salud de tu piel y nutrirla.

Con el avance de la tecnología, muchas clínicas han incorporado aquí máscaras LED que ayudan a cerrar poros e iluminar la piel.

Paso 7: Aplicación final

Finalmente, se vuelve a nutrir la piel con tónicos, sérum, cremas hidratantes o protector solar para aportar a la piel los mejores activos.

¿Con qué frecuencia se recomiendan?

A menudo se dice que este tipo de tratamientos deberían recibirse una vez al mes. Pero como siempre, depende de cómo sea tu piel y cómo te la notes.

Eso sí, el profesional siempre te dará algunas indicaciones para resultados más duraderos.

No existen comentarios
Deja tu comentario