Type what you are searching for:

Lo que debes saber para cuidar la piel seca en verano

cuidar la piel seca durante el verano

Lo que debes saber para cuidar la piel seca en verano

¿A ti también te pasa que, a medida que se intensifica el calor, te resulta más difícil cuidar la piel seca? Hasta que no notamos la piel irritada, la mayoría no nos damos cuenta de lo poco aconsejable que es mantener la misma rutina de belleza todo el año.

Por eso, te vamos a contar cómo cuidar la piel seca durante el calor, ¡y que puedas disfrutar del verano!

Sigue leyendo:

Tener la piel seca significa que le falta hidratación y no está correctamente nutrida. ¿Eso qué provoca? Seguro que ya lo estás notando: piel tirante, irritación y zonas descamadas. Pero, ¿sabes lo que supone no cuidar la piel seca?

La piel seca significa que la piel no está sana. Es decir, está frágil y vulnerable. A la larga, esto implica: arrugas prematuras, falta de luminosidad y, desde luego, sensación de inconfort.

El motivo de la piel seca

Lo primero es lo primero. No te vuelvas loca pensando en qué te está provocando la sequedad. ¿Por qué? Porque la piel se puede deshidratar por multitud de factores.

Los climas agresivos, un exceso de sol o no beber suficiente agua son los principales factores que provocan una piel seca. Sin embargo, hay unos cuántos más: una mala alimentación, el tabaco… o la mala utilización de los tratamientos faciales.

A menudo, intentando restaurar el equilibrio de una piel seca, cometemos el error de abusar de algunos productos. Tienes que tenerlo claro: aunque sean hidratantes, no todos los cosméticos están formulados específicamente para piel seca.

Existen productos específicos para piel seca que contienen activos hidratantes; pero también elementos grasos saludables. Estos son esenciales para la piel seca, porque son la clave para una piel nutrida.

¿Sabes cuidar la piel seca?

Una rutina adecuada comienza con productos idóneos para la piel. Por eso, vamos a detallarte toda una rutina de productos diseñados para piel seca.

En la rutina de limpieza, la piel seca agradece más los limpiadores de textura gel o en mousse. Además, puedes combinar el limpiador con un tónico no astringente.

Sigamos hablando de eliminar impurezas.

Normalmente no vas a necesitar exfoliar una piel seca; pero puede ocurrir que solo notes sequedad en ciertas zonas del rostro; y no en el resto. En ese caso, puedes optar por exfoliar solo donde percibas más impurezas. No obstante, es aconsejable un exfoliante delicado, mejor en gel y no granulado, que refresque la piel.

Ahora toca hablar sobre la hidratación y la nutrición.

¿Mejor hidratar o nutrir la piel seca?

¿Sabes qué tienen en común todos los productos idóneos para la piel seca? Sus fórmulas utilizan ingredientes que ayudan a mantener la humedad de la piel y a nutrirla.

En este sentido, debes diferenciar lo que es hidratación de nutrición. Hidratante es cualquier producto que ayuda a tu piel a recuperar su nivel de agua. Mientras que la nutrición contribuye a que la piel regenere su barrera natural.

Pero, ¿es mejor hidratar o nutrir la piel seca? La respuesta es ambas.

La piel seca es una piel deshidratada. Es decir, es una piel que pierde agua y no consigue restablecer sus niveles de humedad. Esto se debe a que la piel seca tiene poca cantidad de lípidos, componente esencial de la barrera natural de la piel.

En otras palabras, la piel seca apenas tiene barrera natural y por eso no es capaz de retener el agua.

En este sentido, necesitas productos para cuidar la piel seca que nutran (para regenerar la barrera natural de la piel) y que hidraten (para restablecer los niveles óptimos de agua).

Los ingredientes que debes buscar

Esta es la lista de ingredientes prioritarios a la hora de cuidar la piel seca:

  1. Ceramidas: Los productos con ceramidas calman la piel seca porque contribuyen a regenerar la barrera natural de la piel. De esta forma, estos productos nutren y contribuyen a retener el agua.
  2. Glicerina: La glicerina 100% pura es altamente deshidratante, pero combinada en la fórmula con agua, es humectante que atrae el agua.
  3. Dimeticona: Contribuye a reforzar el efecto barrera de la piel, de forma que potenciamos la retención de agua. Por tanto, es un buen humectante.
  4. Ácido Hialurónico: Esta molécula retiene grandes niveles de agua, por eso es el ideal para recuperar la hidratación óptima de la piel.
  5. Aceites ricos en Omega 3 y Omega 6: Estos aceites, como el Aceite de Argán, van a ayudar a tu piel para que regenere su barrera natural.

Y tú ¿cómo cuidas la piel seca? ¡Déjanos tu comentario!

No existen comentarios
Deja tu comentario