Type what you are searching for:

¿Cuidar el pelo es cosa de profesionales?

cuidar el pelo

¿Cuidar el pelo es cosa de profesionales?

¿Alguna vez has creído ser capaz de hacer lo mismo que el peluquero? Tu pelo sufre continuos daños en el día a día, convirtiendo en todo un reto conseguir un brillo radiante y unas puntas perfectas. A pesar de la importancia que le damos, tendemos a subestimar la habilidad de los profesionales cuando se trata de cuidar el pelo.

En la misma medida que crece la tendencia del “Hazlo tú mismo” y los tutoriales ganan adeptos, aumentan los atrevidos que deciden que pueden hacer lo mismo que un peluquero.

No hace falta decir que, en consecuencia, también aumenta la cantidad de errores garrafales.

Ya sea cortarse el pelo, decolorarlo en casa o aplicar tratamientos intensivos con productos caseros, el resultado nunca va a ser igual que si lo hace un profesional. Pero, ¿por qué?

Sigue leyendo, que te vamos a dar 4 razones esenciales para confiar el cuidado de tu pelo a profesionales.

A tener en cuenta al cuidar el pelo

1. Pasado por agua, el pelo es más frágil

Cuando está húmedo, nuestro cabello es más frágil. Por eso hay que apreciar los beneficios de un buen lavado.

Muchos piensan que saben cómo lavarse el pelo correctamente, pero lo cierto es que durante esta rutina cometemos muchos errores que sólo estropean más el cabello: Abusar del champú, aplicar el acondicionador en el sitio menos eficaz o frotar el cuero cabelludo con fuerza.

Un buen peluquero te lava con ese masaje gentil que te quita todo el estrés, y conoce la mejor forma de aplicar los productos según tu tipo de pelo.

2. Los tintes tienen un coste

Los procesos de color resienten tanto el bolsillo, como el equilibrio del pelo. En busca del ahorro económico, se cae en la tentación de buscar el tinte casero o el sitio con los tratamientos más baratos, ¿y qué ocurre?

Que el descenso en el precio suele significar productos menos eficaces. El tinte se diluye antes, antes tienes que volver a aplicarte el tinte, y al repetir más veces, tu pelo sufre más, y tú bolsillo no nota el cambio.

La ventaja de los profesionales

3. Las tijeras son tijeras, y eso no puede cambiar… ¿o sí?

Seamos claras, cuando acudimos a peluquerías de referencia, donde hay profesionales, ¡no estamos ante locos con tijeras! Estamos ante personas que han convertido la búsqueda de la belleza en un oficio, y tienen una formación que lo demuestra.

Sea por ahorrar o por probar cosas nuevas, tenlo claro: siempre va a ser peor que decidas coger la tijera tú misma. Primero, porque no tienes la misma libertad de movimientos. Segundo, porque no tienes la experiencia.

4. Los detalles cuentan

Visitar una peluquería puede convertirse en una tortura cuando no hay un trato adecuado. En un reputado salón de peluquería olvidas lo que es un tirón, y recibes una cura capilar en toda regla. La calidad de sus productos, la suavidad y el mimo que te regalan convierten la experiencia en un placer.

Además, siempre es un plus detalles como ofrecerte un café, u otros servicios adicionales. Esas ventajas no las pueden igualar los sitios low-cost, por sus limitados recursos.

No obstante, sabemos que a veces las circunstancias de cada una superan los deseos personales. Quizá no puedes ofrecerte el cuidado de un profesional tan a menudo como te gustaría.

¿Cuál es tu alternativa?

¡Aprovecha tus visitas a la peluquería! Te pueden informar de cuáles son los mejores tratamientos que puedes aplicarte en casa. A la hora de recibir consejos, siempre es buena idea fiarse de la experiencia de un profesional del sector.

No existen comentarios
Deja tu comentario