Type what you are searching for:
Síguenos  

Cómo sacarle todo el partido a tu crema antiedad

Cómo sacarle todo el partido a tu crema antiedad

Cómo sacarle todo el partido a tu crema antiedad

A medida que pasa los años, seguro que has ido notando cómo cambia tu piel. Pero si mantienes la misma rutina de belleza de siempre, no estás respondiendo a los cambios de tu piel. Especialmente en las pieles maduras, hay ciertos cuidados, como aprovechar al máximo tu crema antiedad, que ayudan a frenar el envejecimiento de la piel.

¿A qué esperas? ¡Sigue estos consejos para ayudar a tu piel mantener su aspecto juvenil!

A medida que envejece la piel, las proteínas que mantienen la piel firme y elástica se van produciendo más lentamente. Los lípidos, la elastina y el colágeno se reemplazan más despacio y, en consecuencia, la piel se vuelve más fina, sufre flacidez, arrugas y sequedad.

Cuidar la piel madura

Ante todo, recuerda que la piel madura tiende a ser más vulnerable, porque posee menos nutrientes y está menos hidratada. Esto no significa que te falte agua en la piel, si no que tu piel ya no la retiene como antes.

Por tanto, el primer paso para cuidar la piel madura es restaurar su barrera protectora natural, y así evitar que “pierda agua”. En resumen, la piel madura necesita lípidos, así que huye de los productos “oil-free” que tanto gustan a las pieles acnéicas.

Lo que mejor le viene son sérum y cremas antiedad con ceramidas, ácidos grasos (Omega 3, 6 y 9) y colesterol (recuerda que este es vital para la salud de la piel). Productos como Advanced Ceramide de Elizabeth Arden es perfecto para pieles maduras.

A la hora de la limpieza facial, es buena idea que evites jabones con detergentes porque eliminan los aceites naturales de tu piel y la resecan. Busca limpiadores cremosos, en bálsamo, que respeten el pH de tu piel y mantengan su humedad.

Otro cambio esencial en tu cuidado debe ser incluir un sérum junto a tu crema antiedad. La renovación celular de la piel madura disminuye, y esto se traduce en una piel apagada y flácida.

El sérum te aporta dosis concentradas de los activos que necesita tu piel para renovarse y mantener la firmeza. Además, ten en cuenta que la crema antiedad no penetra tanto como el sérum.

Aprovecha tu crema antiedad

Una vez has encontrado el sérum y la crema antiedad adecuados para tu piel, tienes que saber potenciar sus resultados. ¿Basta con aplicarlos y olvidarte? No exactamente. La regla de oro es aplicarlos bien, y nunca olvidarte.

Para empezar, escoge un sérum y una crema antiedad y mantenlos. La piel se irrita fácilmente si utilizas varios sérum y varias cremas al mismo tiempo. Cuando irritas la piel, los signos de edad destacan todavía más.

Pero, ¿y si quiero probar un producto y luego otro? Seamos lógicas, hay dos motivos para probar un producto: uno, asegurarte que no te produce reacciones; y dos, confirmar sus resultados.

Con probar un producto durante 4 ó 5 días, puedes confirmar si te produce o no reacción. En caso de querer comprobar sus resultados, tienes que dar tiempo al producto para que funcione.

La mayoría de productos antiedad tardan entre 4-6 semanas en hacer efecto. Pero los resultados duraderos se perciben a veces tras 3 meses utilizando el producto.

Ahora ya sabes cómo sacar tu el partido a tu crema antiedad.

¿Quieres más consejos de belleza? ¡Mira nuestro blog!

No existen comentarios
Deja tu comentario