Type what you are searching for:
Síguenos  

Saber elegir una crema facial adecuada a tu piel

elegir una crema facial adecuada

Saber elegir una crema facial adecuada a tu piel

Cómo encontrar los productos correctos para la piel que tienes

Elegir una crema facial parece fácil. Llegar, mirar la etiqueta de para qué tipo de piel es y comprar. Pero, ¿sabes lo que estás comprando realmente? Lo cierto es que muchas veces los ingredientes pueden ser confusos. Por eso, vamos a darte unas breves pautas para localizar la crema perfecta para ti!

Existen muchos tipos de cremas faciales: con SPF, antiedad, antiacné, con aceites, con texturas diferentes… Y normalmente esas clasificaciones nos sirven para tomar la decisión.

Sin embargo, si te gusta la cosmética, y te gustan cuida tu piel, ya sabrás que no es tan fácil decidirse. Entre sérum, cremas, limpiadores y tónicos es muy sencillo comprar algo que en realidad no te va bien, o no te hace nada.

Pero tranquila, ¡que vamos a contarte cómo evitar una mala compra!

Cómo encontrar el producto adecuado

El primer paso para elegir una crema facial es simple. Antes de empezar a pasear por pasillos y cotillear entre estanterías en la búsqueda de la nueva adquisición, te recomendamos que salgas de casa con una idea clara sobre:

-Tipo de piel que tienes

-Textura que estás buscando

Qué ingredientes te van bien

Para poder tener claro esos tres aspectos, bastan unas nociones básicas. Si notas una ligera picazón en la piel, o percibes algo de descamación, tu piel está seca. Por otro lado, la piel irritada normalmente se produce por exceso de sol, o algún factor externo como un ingrediente o algún tratamiento médico-estético.

Si identificas tu piel con alguna de esas opciones, debes tener en cuenta la textura del producto. Elegir una crema facial de textura densa, significa que contiene más proteínas y aceites. Estas son las que más hidratan y calman la piel.

En cambio, las texturas ligeras son más finas y de rápida absorción. No suelen aportar hidratación extra, si no que ayudan a que la piel mantenga más tiempo su propia hidratación. Por eso son las más adecuadas para pieles grasas o acnéicas.

En este sentido, las texturas ligeras pueden quedarse cortas en cuanto a hidratación. Otro factor a tener en cuenta es el momento de aplicación.

Las cremas espesas son más agradecidas por la noche, cuando la piel ha sufrido los estragos del largo día y necesita regenerarse. En cambio, por el día necesitas texturas ligeras que no estresen tu piel.

Pautas para elegir una crema facial

Protector solar:

Lo ideal es utilizar un protector para la cara diferente del cuerpo. El del rostro, es mejor si no contiene aceites ni fragancias.  

Antioxidantes:

Son aptos para mantener cualquier tipo de piel con aspecto fresco y saludable.  

Para la piel propensa al acné:

Un buen ingrediente pueden ser los ácidos alfa-hidroxi (AHA) que también son anti-age. Por ejemplo, los ácidos cítricos, glicólicos o láctico pertenecen a este grupo. Eso sí, si utilizan un producto con AHA, no olvides nunca el SPF.  

Ayudar a atraer la humedad:

Para la piel seca o deshidratada, los productos que retengan el agua de la piel son perfectos. Aquí destacan ingredientes como el ácido hialurónico, dimeticona, glicerina o urea, que sirven para este objetivo. Por el contrario, la lanolina, el aceite mineral o la vaselina recházalos porque bloquean la humedad.

Hipoalergénicos:

Si tu piel es reactiva o sensible, te recomendamos que acudas a gamas altas de farmacia y busques productos hipoalergénicos y sin perfumes. Un truco para pieles reactivas: busca que las etiquetas tengan menos de 10 ingredientes.

Pautas para evitar una mala elección

Ya sabes lo que puedes elegir. Sin embargo, ahora deberías saber cuándo hay que rechazar determinados ingredientes:

Colorantes y perfumes:

Estos son los ingredientes potencialmente irritantes. Evítalos si tienes la piel seca o irritada.  

Los agentes antibacterianos:

También pueden ser muy agresivos, despojando a la piel de los aceites esenciales. Aunque tengas granitos, si tienes la piel seca deberías consultar a un experto antes de usar productos astringentes.

Ingredientes para el cuerpo:  

Lo que es bueno para tu cuerpo no siempre es bueno para tu cara. Normalmente los productos corporales son mucho más densos, y pueden obstruir poros y provocar brotes de acné en el rostro.

Demasiados ácidos:

Dentro de los ácidos alfa-hidroxi hay algunos más potentes que otros, como el retinol o el ácido salicílico. Evítalos si tienes la piel delicada. En caso de que ya los estés utilizando, evita productos con alcohol.  

Ya tienes mucho más de lo básico para saber elegir tu crema perfecta. Esta Semana Santa aprovecha y tómate tu tiempo para elegir la crema que será tu indispensable.

¿Quieres más consejos de belleza? ¡Vuelva a Nuestro Blog!

No existen comentarios
Deja tu comentario